Inicio arrow Temas del Mes arrow Cobertura Efectiva del Sistema de Salud 2000-2003 de México

SERIE REDES DE MÉTRICA EN SALUD
Cobertura Efectiva del Sistema de Salud 2000-2003, México

Reseña

 

L

a Secretaría de Salud de México puso a disposición de investigadores, tomadores de decisión e interesados en el tema, una publicación con el estudio sobre la cobertura efectiva del Sistema de Salud de 2000 a 2003, que recibió el apoyo del Instituto Nacional de Salud Pública y la Universidad de Harvard.


En este estudio se destaca la trascendencia de la información en salud para el diseño, vigilancia y evaluación de políticas públicas y como un elemento esencial de la rendición de cuentas. Asimismo, lo enmarca dentro de los recientes esfuerzos por incorporar mediciones sobre el trato que reciben los usuarios de los servicios de salud y el financiamiento del sistema sanitario, en particular con la tarea de evaluar los objetivos intermedio que contribuyen directamente con el resultado final y cuya adecuada conducción depende totalmente del esfuerzo de los servicios de salud.


Para ello retoma el concepto de Cobertura Efectiva publicado por la Organización Mundial de Salud (OMS) en 2003 y que puede definirse como que representa el nivel de ganancias en salud que un individuo o una población obtiene cuando recibe una acción en salud que necesita, es decir, esta medida busca evaluar el resultado de una o múltiples acciones preventivas y curativas que realiza el sistema de salud para mejorar la salud de la población.

Además se plantea el índice compuesto de la Cobertura Efectiva del Sistema de Salud como la fracción de ganancia en salud que un sistema de salud podría aportar a la población, considerando los servicios que actualmente está ofreciendo..

En la publicación se señala que México es la primera nación en la región que ha aplicado la recomendación de la OMS de realizar estudios de cobertura efectiva en los países, y representa la importante interacción que se da entre los esfuerzos nacionales para supervisar el desempeño del sistema de salud y la agenda mundial paralela.

El texto plantea los retos metodológicos de la cobertura efectiva y la estrategia de medición seleccionada para su aplicación en el caso de México en los primeros dos capítulos, para luego presentar en el tercer capítulo los resultados encontrados en las 15 intervenciones definidas de análisis (ver Cuadro 1), un análisis sobre la cobertura efectiva del sistema de salud en su conjunto, sus desigualdades y relación con el gasto público; y concluye en el cuarto capítulo con una reflexión sobre las implicaciones de estas mediciones en las políticas de salud.

Cabe señalar que en todas las mediciones detalla las fuentes de información y los límites técnicos del análisis, además de que apunta los retos metodológicos y las posibles direcciones a tomar en próximos estudios, lo que lo vuelve un insumo valioso para los estudiosos de la métrica en salud e interesados en esta metodología particular.

Cuadro 1.

Intervenciones seleccionadas para la medición de la cobertura efectiva en México

Intervención Definición
Vacuna % contra el sarampión: % de niños menores de cinco años de edad con anticuerpos contra el sarampión.
Vacuna DPT3: % de niños menores de cinco años vacunados con tres dosis de DPT.
Vacuna BCG: % de niños menores de cinco años vacunados contra la tuberculosis.
Detección de cáncer de seno: % de mujeres entre 40 y 69 años de edad que se han sometido a una mamografía en los tres últimos años.
Detección de cáncer cérvico uterino: % de mujeres de 18 a 69 años de edad que se han sometido a un examen pélvico en los tres últimos años.
Atención prenatal: % de mujeres que realizaron cuatro o más controles a los servicios de atención prenatal con personal especializado y que se sometieron a pruebas prenatales durante el último embarazo.
Parto atendido por personal especializado: % de mujeres que dieron a luz a su último hijo en un hospital.
Atención a recién nacidos prematuros: % de recién nacidos prematuros nacidos en hospitales y que recibieron atención neonatal adecuada.
Tratamiento de la diarrea infantil: % de niños menores de cinco años de edad que recibieron Vida Suero Oral o más líquidos durante el último episodio de diarrea en el último mes.
Tratamiento de las infecciones respiratorias agudas: % de niños menores de cinco años para los cuales se consultó a personal de salud durante el último episodio de fiebre/tos/neumonía en el último mes.
Tratamiento del asma:  % de individuos con asma que han recibo en alguna ocasión tratamiento para el asma.
Tratamiento de la artritis: % de individuos con artritis que han recibido en alguna ocasión tratamiento para la artritis.
Tratamiento de la angina: % de individuos con angina que han recibido en alguna ocasión tratamiento para la angina.
Tratamiento de los problemas de agudeza visual: % de individuos que necesitan anteojos y que tienen anteojos que solucionan sus problemasde agudeza visual
Tratamiento de la diabetes: % de individuos con niveles elevados de glucosa en sangre que recibieron tratamiento médico para la diabetes.
Tratamiento de la hipertensión:  % de individuos con presión arterial alta que recibieron un tratamiento adecuado para la hipertensión.



 Entre los resultados de la cobertura efectiva del sistema de salud destacan los siguientes:

 

  • Los niveles más altos de cobertura efectiva se observan en Nuevo León, Colima, Yucatán, Sinaloa y el Distrito Federal. Los niveles más bajos se ubican en las entidades más pobres, a saber: Chiapas, Puebla, Guerrero y Oaxaca. La variación del indicador compuesto por entidades federativas va de 52% a 69%. A pesar de que las cifras tienen probabilidades de estar sobreestimadas, este intervalo por entidades federativas es aceptable dada la información sobre la variación en gastos en salud.
  • Se estimó que la cobertura efectiva del sistema de salud en el país es de 62%. Cabe destacar que este promedio nacional desciende a 47% cuando se basa en las 20 entidades federativas con el conjunto más amplio de intervenciones que incluye tratamiento del asma, de la artritis y de la angina de pecho. Esto significa que de incluirse en todas las entidades estos padecimientos, en caso de tener información confiable, es probable que la cobertura efectiva del sistema de salud nacional disminuya.
  • Las desigualdades que existen en la cobertura efectiva, medida por decíles de ingreso en México, presenta una brecha entre los más ricos y los más pobres de aproximadamente 21 puntos; mientras el decil más pobre de la población recibe sólo cerca de 47% del total de ganancia en salud potencial, el decil más rico está recibiendo 67% de la ganancia total en salud, a partir de las mismas intervenciones. Si bien las desigualdades geográficas son importantes, no pueden dejarse de lado las vinculadas con el ingreso en la cobertura efectiva.
  • El análisis ofrece la posibilidad de comparar el indicador compuesto de cobertura efectiva del sistema de salud, con el gasto total per cápita, por entidad federativa y con estos derivar un indicador de eficiencia. Al respecto, los datos sugieren que la expansión del gasto en salud puede mejorar la cobertura efectiva en México. Un resultado preliminar señala que se registran variaciones en el desempeño del sistema de salud por entidad federativa en México, en particular, en lo relacionado con los niveles bajos de gasto en salud, donde la variación en la eficiencia es cercana a 20%.

 

Entre las recomendaciones para futuros estudios de cobertura efectiva, el estudio presenta las siguientes:

 

  • De ser posible, deberá de analizarse la información de naturaleza serológica, así como la correspondiente a otros biomarcadores, con el fin de contar con una base dura para la medición de la cobertura efectiva.
  • En caso de que lo anterior no sea posible, deberán llevarse a cabo esfuerzos para investigar la vinculación de los registros médicos con la información procedente de encuestas en los hogares, en el caso de intervenciones para padecimientos crónicos que se han asociado con datos correspondientes a biomarcadores.
  • Otro aspecto crítico para mejorar la medición de la cobertura efectiva en México será la expansión del conjunto de indicadores, con el fin de incluir nuevas intervenciones orientadas a las condiciones que reflejen mejor el perfil epidemiológico del país. Será necesario modificar, en el análisis, la lista de intervenciones, por ejemplo agregar intervenciones para los padecimientos no transmisibles, el alcoholismo, las lesiones, y otros.
  • Por último, el análisis preliminar de la relación entre la medida compuesta de cobertura efectiva y el gasto en salud proporciona resultados estimulantes que deberían ser estudiados más a fondo mediante un análisis de eficiencia más formal, donde se analicen las causas y los determinantes de la ineficiencia en los servicios de salud de las entidades federativas en el país.


    Ficha bibliográfica: Secretaría de Salud (2006), Cobertura Efectiva del Sistema de Salud en México, 2000-2003, México, Secretaría de Salud.
    Esta publicación está disponible en el portal en la sección de Documentos de interés.
 
< Anterior   Siguiente >